Fairy bread or pan mágico

¡Buenos días a todos! Hoy quiero recuperar una receta un poco olvidada que subí al blog hace bastante tiempo pero en inglés y la cual quería subir en español por que es súper sencilla, no necesita nada de horno, ni microondas y visualmente es espectacular. Los fairy bread o panes mágicos como los llamo yo, son un dulce típico australiano que descubrí gracias a mi compañera de cuarto cuando estudié fuera un año. Esta chica era vegana y me enseñó varios postres que podían hacerse de manera vegana, cosa que yo desconocía por completo y súper sencillos de preparar. Entre muchos, este fue unos de los que más nos gustó a todos.

La receta en sí no tiene nada de especial pero los sprinkles ( que podéis hacerlos en casa o comprarlos) le dan un toque de alegría y aprece que estamos de vuelta en verano con el sol y los colores brillantes. He pensado que era la receta perfecta entre tanto toque marrón y naranja del otoño.

Para preparlos sólo necesitáis tres ingredientes:

INGREDIENTES:

  • Pan de molde ( vale cualquier tipo de pan pero este es el típico)
  • Margarina ( o mantequilla pero es mejor margarina)
  • Sprinkles de muchos colores ( si queréis saber cómo hacer sprinkles, os puedo subir una receta al blog e instagram)

ELABORACIÓN:

Para preparar el postre, sólo tenéis que untar el pan con una capa fina de margarina y “rebozaro” en sprinkles. La manera más fácil de hacerlo es poniendo los sprinkles en un bol, y poner boca abajo el pan sobre el bol para no llenar la cocina de bolitas de colores.

Es un postres mega fácil, no se tarda nada y podéis hacer varios tipos usando diferentes tonos de sprinkles. Y porsupuesto, es súper fácil para hacer con niños y que se diviertan sin manchar toda la cocina o estar pendientes del horno.

¡Espero que os haya gustado muchísimo y probéis la receta!

Como siempre, os mando un beso muy fuerte y que tengáis una gran semana.

Muchos besos,

Soco

Tarta Red Velvet (Terciopelo Rojo)

¡Hola a todos! Hoy por fin os enseño como preparar una de las recetas que más me habéis preguntado como se prepara y tenía muchas ganas de subirla al blog por que me la han encargado varias veces, siempre ha sido una receta muy diferent y además he dado con la combinación perfecta de ingredientes para que tenga un toque de chocolate, sea muy esponjosa y la crema no sea demasiado dulce. ¡Espero que os encanté y si no la probáis al menos me la encarguéis a mí!

* No os asustéis si veis mantequilla y aceite en la masa, yo al principio pensé que no iba a funcionar, pero no queda nada graso y leda mucha más jugosidad que con un solo ingrediente.

Ingredientes para el bizcocho:

  • 3 tazas (345 g) de harina para pastel (cuchara y nivelada)
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 2 cucharadas (10 g) de cacao natural sin azúcar en polvo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 taza (115 g) de mantequilla sin sal, suavizada a temperatura ambiente
  • 2 tazas (400 g) de azúcar granulada
  • 1 taza (240 ml) de canola o aceite vegetal
  • 4 huevos grandes, a temperatura ambiente y separados
  • 1 cucharada de extracto puro de vainilla
  • 1 cucharadita de vinagre blanco destilado
  • colorante alimentario líquido o gel rojo
  • 1 taza (240 ml) de suero de leche, a temperatura ambiente

Ingredientes para la crema: (aquí el link a mi receta)

  • 16 onzas (450 g) de queso crema a temperatura ambiente
  • 1/2 taza (115 g) de mantequilla sin sal, suavizada a temperatura ambiente
  • 4 y 1/2 tazas (540 g) de azúcar glas
  • 1 cucharada (15 ml) de crema espesa o leche
  • 1 y 1/2 cucharaditas de extracto puro de vainilla
  • pizca de sal, al gusto

Elaboración

1. Precaliente el horno a 350 ° F (177 ° C). Engrase dos moldes para tartas de 9 pulgadas, alinee con papel pergamino, luego engrase el papel pergamino. El papel de horno ayuda a que los pasteles se suelten sin problemas de los moldes.


2. Prepare el bizcocho: mezcle la harina, el bicarbonato de sodio, el cacao en polvo y la sal en un tazón grande. Reserve.


3.Usando una batidora de mano o de pie con un accesorio de paleta, batir la mantequilla y el azúcar a velocidad media-alta hasta que se combinen, aproximadamente 1 minuto.

4.Raspe los lados y la parte inferior del tazón con una espátula de goma según sea necesario. Agregue el aceite, las yemas de huevo, el extracto de vainilla y el vinagre y batir a fuego alto durante 2 minutos. (Coloque las claras a un lado). Raspe los lados y suba el fondo del tazón con una espátula de goma según sea necesario.


5.Con la batidora a baja velocidad, agregue los ingredientes secos en 2-3 adiciones alternando con el suero de leche. Agregue la cantidad deseada de colorante alimentario hasta que se combine. Yo uso 1-2 cucharaditas de colorante alimentario en gel. Batir vigorosamente o batir las 4 claras de huevo a alta velocidad hasta que se formen picos esponjosos como se muestra arriba, aproximadamente 3 minutos. Suavemente doble en la masa para pastel. La masa será sedosa y ligeramente espesa.


6.Divida la masa entre moldes para pasteles. Hornee durante 30-32 minutos o hasta que la parte superior de los pasteles salte hacia atrás cuando se toque suavemente y un palillo insertado en el centro salga limpio. Si los pasteles necesitan un poco más de tiempo según lo determinado por las migas húmedas en el palillo de dientes, hornee por más tiempo. Sin embargo, tenga cuidado de no hornear en exceso los pasteles pueden secarse. Retire los pasteles del horno y enfríe completamente en los moldes colocados sobre una rejilla. Los pasteles deben estar completamente fríos antes de glasear y ensamblar.


7.Haga un glaseado: en un tazón grande con una batidora de mano o de pie equipada con un batidor o una paleta, bata el queso crema y la mantequilla a velocidad media-alta hasta que esté suave, aproximadamente 2 minutos. Agregue el azúcar glas, crema / leche, extracto de vainilla y una pizca de sal. Batir a baja velocidad durante 30 segundos, luego aumentar a alta velocidad y batir durante 3 minutos hasta que esté completamente combinado y cremoso. Agregue más azúcar de repostería si el glaseado es demasiado delgado, más leche si el glaseado es demasiado espeso o una pizca adicional de sal si el glaseado es demasiado dulce. El glaseado debe ser suave, pero no líquido.


8. Montar y congelar: con un cuchillo de sierra grande, corte una capa delgada de la parte superior de los pasteles para crear una superficie plana. Desechar o desmenuzar sobre el pastel terminado. Coloque 1 capa de pastel en su soporte de pastel o plato para servir. Cubra uniformemente la parte superior con glaseado. Cubra con la segunda capa y extienda el glaseado restante por toda la parte superior y los lados. Siempre uso una espátula de hielo y un raspador de banco para el glaseado. Utilicé la punta de tubería Wilton # 12 para decorar la parte superior.


9.Refrigere el pastel durante al menos 30-60 minutos antes de cortarlo. Esto ayuda a que el pastel mantenga su forma al cortar.


10.Cubra bien los restos de pastel y guárdelos en el refrigerador por 5 días. El pastel helado o las capas de pastel no helado se pueden congelar hasta 2-3 meses. Descongele durante la noche en el refrigerador y lleve a temperatura ambiente antes de decorar / servir.

Yo la decoré con fresas y un poquito de las migas que me sobraron pero no es necesario y se puede decorar como usted quiera.

Como siempre, espero que os encanté esta receta! No os olvidéis de seguirme en redes y prepararos para muchas recetas navideñas.

Muchos besos,

Soco

Tarta de chocolate y fresas

¡Hola a todos! Hoy os quiero enseñar una tarta que muchos me habéis preguntado cómo se prepara por Instagram. La verdad es que es un tarta muy sencilla de preparar pero a la vez súper rica y muy llamativa por toda la decoración. La crema es un buttercream de chocolate que ya os he enseñado alguna vez pero os vuelvo a dejar por aquí como se prepara y lo mejor de todo es que podéis ( y os recomiendo) que hagáis el bizcocho un apr de días antes para que aguante bien y os resulte más fácil la decoración.

Aquí os dejo algunas fotos y también la receta completa.

Ingredientes para el bizcocho:

  • 2 tazas de azúcar
  • 2 tazas de agua
  • 2/3 taza de aceite de girasol
  • 2 cucharadas de vinagre blanco
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 3 tazas de harina para todo uso
  • 1/3 taza más 1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar tamizado
  • 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de sal

Ingredientes para la crema:

  • 3-3 / 4 tazas de azúcar glas
  • 1/3 taza de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 taza de mantequilla pomada
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 3 a 5 cucharadas de leche

Elaboración:


Precalienta el horno a 350 ° o 180ªC. Forra los moldes redondos para hornear con papel de horno.

En un tazón grande, bata el azúcar, el agua, el aceite, el vinagre y la vainilla hasta que estén bien mezclados.

En otro tazón grande, bata la harina, el cacao tamizado, el bicarbonato de sodio y la sal; agregue gradualmente a la mezcla de azúcar, batiendo hasta que quede suave. Transfiera la masa a los moldes preparados.

Hornee hasta que un palillo insertado en el centro salga limpio, 30-35 minutos. Enfriar en sartenes 10 minutos antes de retirar a las rejillas; quitar el papel de horno.

Dejar enfriar por completo.

Para la crema, tamice el azúcar y el cacao de los pasteleros. En un bol grande, bata la mantequilla y la vainilla hasta que se mezclen. Batir la mezcla de azúcar glas alternativamente con suficiente leche para alcanzar la consistencia deseada. Extienda el glaseado entre las capas y sobre la parte superior y los lados del pastel.

¡Espero que os guste muchísimo esta receta y la probeís muy pronto!

¡Muy feliz semana a todos!

Soco